¿Sabías qué es “El guiño del diablo”?

publicado el 20 Oct, 2014 Miniporques

  Es bien sabido que los árabes eran grandes estudiosos de las estrellas. Es por ello que al centrar su visión en el cielo nocturno descubrieron una que se aparecía y desaparecía momentáneamente. A esta estrella la llamaron “El guiño del diablo” o Algol.

La culpable se encuentra en la constelación de Perseo. Este era el héroe que para salvar a Andrómeda de ser devorada por Cetus, el monstruo marino, cortó la cabeza de Medusa, la diosa infernal cuya cabellera está poblada de serpientes, para que ésta, con su mirada, petrificara a Cetus, y librar así a Andrómeda de morir.

Uno de los ojos de la diosa, cuya cabeza se representa en manos de Perseo, se identifica con la estrella Algol, la endemoniada, a la que los árabes atribuían mala fortuna.

La razón científica por la que ocurría este fenómeno la descubrió un joven astrónomo inglés, John Goodricke (1764-1786). Se trata de una binaria, es decir, una estrella doble. Ambas giran una alrededor de la otra. Algol se compone entonces de una estrella grande y tenue, y otra pequeña y brillante. Así la estrella tenue pasa cada cierta frecuencia por delante de la brillante y la eclipsa, reduciendo el brillo de su compañera de viaje.

Ahora ya sabéis que si contempláis a menudo las estrellas, alguna os puede guiñar un ojo.