¿Sabías por qué se oye el mar dentro de las caracolas?

publicado el 20 Jun, 2016 Miniporques

oido6
Probablemente todos hemos encontrado caracolas, tesoros fugitivos de las profundidades marinas, entre la arena de alguna playa. Y probablemente todos nos hemos acercado la caracola al oído y escuchado atentamente el rugir del mar que encierra en su interior.

Sin embargo, lo que oímos cuando nos ponemos una caracola en la oreja no es el mar. Se trata únicamente de una ilusión acústica, provocada por un curioso fenómeno relacionado con la circulación de la sangre, que nada tiene que ver con el murmullo de las olas. Lo que realmente oímos es el fluir de nuestra propia sangre en la cabeza ya que, al ponernos una caracola en la oreja, el interior de la concha actúa como un potente altavoz amplificando el sonido de la sangre que circula por los finos vasos de nuestro sistema auditivo. Por tanto, el fenómeno es producido por la corriente de aire que entra en la caracola, que al rebotar en sus paredes las hace actuar como la caja de resonancia de una guitarra en el momento de pulsar las cuerdas.

Todavía no hay comentarios