¿Sabías por qué dos copos de nieve no son iguales?

publicado el 13 Oct, 2016 Miniporques

1
Antes de responder a este miniporqué, habría que definir lo qué es un copo de nieve y lo qué es un cristal de hielo. Una definición de libro para el cristal de hielo sería una red cristalina de moléculas de agua sólida que, a menudo, es visible para el ojo, y comúnmente es experimentado como un copo de nieve. En Román Paladino: cuando los cristales de hielo se apelmazan y se reúnen, forman un copo de nieve. Dicho esto, cada copo de nieve se puede componer de varios cristales de hielo.

Si alguna vez has tenido o tienes la oportunidad de observar una estructura compleja a la par de hermosa como es un cristal de hielo, seguro que te quedas engatusado de tanta belleza. Pero si observas varios cristales de hielo a la vez, comprobarás que cada cual es único e irrepetible.

La forma que tienen los cristales de hielo es producto de varios factores que rodea a una base originaria del cristal de hielo, llamado cristal madre, es decir, una base sobre la que se ensamblan moléculas de agua en cada segundo. Dichos factores son la temperatura, la presión, la cantidad de agua en el ambiente, entre otros. Las formas que pueden ser desde planas, ramificadas o… ¡hasta pueden adoptar forma de aguja!

¿Cómo es el proceso de formación? Si se unen pocas moléculas de agua, el cristal de hielo será más sencillo, si se añaden muchas, se crean esas formas asombrosas estrelladas, ramificadas, etc. Es por eso que nunca existan dos cristales de hielo similares.

Todavía no hay comentarios