¿Sabías por qué cambia el color del cielo?

publicado el 2 Feb, 2015 Miniporques

  La observación del cielo ha sido desde hace miles de años algo imprescindible en cualquier civilización. Por ejemplo, para los sumerios, el cielo tornaba de color azul oscuro al llegar la noche porque se convertía en un telón que servía de fondo a la representación teatral que hacían los dioses, identificados con los planetas,la Lunay las estrellas. Sin duda una explicación mucho más romántica que la que tenemos en el siglo XXI.

La luz solar está compuesta por todos los colores del arco iris, y se propaga por ondas. De esta forma, la luz que dibuja el cielo bajo el que vivimos tendrá diferentes colores dependiendo de su frecuencia de onda.

Cuando la luz solar entra en nuestra atmósfera, los colores chocan con objetos como gotas de agua o partículas de polvo, y rebotan en todas direcciones dispersándose por el cielo. No todos ellos tienen la misma dispersión. Los tonos azules y violetas (con altas frecuencias) son los que más se dispersan y es por ello que nos “parece” que el cielo es azul.

Ahora bien, ¿por qué se vuelve rojo al crepúsculo? La respuesta la encontramos en la distancia del sol. Al atardecer el sol está más lejano de nuestros ojos y se dispone a ocultarse por el horizonte. En ese momento los colores rojos y anaranjados (frecuencias bajas) son los últimos en dispersarse, por eso siguen ahí unos minutos más cuando los azules ya se han ido. Y es que el color del cielo, al igual que la mayoría de las cosas, es solo un punto de vista.

Todavía no hay comentarios