¿Sabías de dónde proviene el refrán popular: «Manos frías, corazón caliente»?

publicado el 19 Sep, 2016 Miniporques

Imagen - Manos frias corazon caliente
Este refrán popular se sigue asociando con el ámbito amoroso, donde se mide la intensidad del amor que siente una persona por otra. Existe otra variante de este refrán llamado: «manos frías, corazón ardiente». Sin embargo, no tiene nada que ver con temas amorosos.

El origen de la razón de asociar la temperatura de las manos con el corazón está en la regulación de temperatura de nuestro cuerpo. Nuestro organismo es homeotermo, es decir, que se autorregula a una temperatura constante de alrededor de 37ºC para mantener los órganos vitales.

En el caso de que haga frío, la sangre que circula por nuestras venas lo detecta y empieza un proceso que se conoce como vasoconstricción, esto es, que se contraen las venas provocando que llegue menos sangre a nuestras extremidades, como los pies y manos, las primeras partes del cuerpo que se enfrían al bajar la temperatura. Y gracias a que las manos –¡y pies!- estén frías, nuestro corazón se puede mantener caliente.

Todavía no hay comentarios