¿Sabías cómo funciona un grifo de cerveza?

publicado el 6 Oct, 2014 Miniporques

  Pocos saben que a los egipcios se les atribuye la invención de la cerveza hace más de 4.500 años, siendo ya en su época una de las bebidas más consumidas.

En la actualidad, la cerveza, sigue estando presente en casi todos los comercios hosteleros de todo el mundo y una de las razones es su capacidad de sofocar la sed. Pero, ¿cómo se consigue que esta bebida salga por el grifo a la temperatura perfecta?

El funcionamiento de este mecanismo es muy sencillo aunque constituye una gran obra de ingeniería hostelera que disfrutamos sin apreciar lo suficiente.

Cuando el camarero tira de la palanca se empieza a obrar la magia. Se introduce un gas en el interior del barril que hace que la cerveza salga disparada y vaya subiendo en milésimas de segundo por un serpentín. El circuito contiene, además, una válvula de seguridad que impide que la presión del barril aumente de forma insegura y explote.

Es el serpentín el que enfría la cerveza mientras ésta va subiendo hacia el grifo ¿cómo es posible? Básicamente funciona con un compresor de aire. El aire, al expandirse en su salida, se enfría, y disminuye la temperatura de una cuba de agua dentro de la cual se encuentra este serpentín. Entonces la cerveza avanza por el serpentín helado rodeado de una cuba de agua fría y sale por el grifo directo a sofocar nuestra sed.

Recordemos que un consumo responsable de cerveza te aporta sales minerales, fósforo, potasio, y magnesio, así como por vitaminas del grupo B. Por otro lado también te hidrata al ser en su mayoría agua y constituye un fantástico antioxidante natural.

Todavía no hay comentarios