El pangolín

publicado el 10 Abr, 2014 under

El nombre de este mamífero del proviene del vocablo malayo “pengguling” que se traduce por “rodillo” ya que cuando se ven en peligro se enrollan sobre su cuerpo dejando sus escamas en el exterior a modo de “bicho bola”. Muy a menudo se les suele confundir con los armadillos pero debemos recalcar que no son el mismo animal. Se encuentran tanto en las zonas tropicales de Asia como en las de África. Desgraciadamente las poblaciones de este mamífero tan curioso se ha visto reducidas ya que su carne es muy demandada en estas zonas considerándose como delicatessen. Además, varias regiones asiáticas atribuyen poderes medicinales a sus escamas. Se cree que reducen la hinchazón y ayudan a la circulación. En años recientes, los pangolines han sido víctimas del tráfico de especies.