Bailando como un calamar

publicado el 27 Oct, 2012 under ,

Científicos del Laboratorio de Biología Marina en Woods Hole (Massachusetts, Estados Unidos) se quedaron fascinados por el rápido cambio de color natural de la piel del calamar de Boston (Loligo pealei). Los calamares (al igual que otros muchos cefalópodos) pueden controlar unas células pigmentadas llamadas cromatóforos para reflejar la luz. El calamar de Boston tiene tres colores diferentes: marrón, rojo y amarillo. Cada cromatóforo tiene pequeños músculos a lo largo de la circunferencia de la célula que pueden contraerse para exponer su pigmento. Para la realización del video, estos científicos utilizaron un electrodo para sujetar el nervio de la aleta del calamar y lo conectaron a un nanoiPod como estimulador. Los resultados fueron interesantes y hermosos.