¿Por qué los animales vemos en colores distintos?

publicado el 6 Sep, 2018 Miniporques

A todos nos explicaron de pequeños que el color que percibimos de cada objeto es el que dicho objeto no absorbe, el que rebota después de incidir luz sobre el mismo. Ese color que el objeto decide remitirnos es de un tono concreto para nosotros; pero la complicación radica en que la percepción de dicho color varía según quién o qué especie animal lo observe. ¿A qué se deben estas diferencias?

El ojo es un órgano muy complejo cuyo funcionamiento básico es muy similar en las distintas especies animales. En su interior se localizan las denominadas células fotorreceptoras, que se encargan de transmitir las ondas de luz que captamos al cerebro a través del nervio óptico. Estas células especializadas emiten señales al cerebro cada vez que captan una longitud de onda determinada, es decir, un color determinado y la combinación final de todas las señales de todas estas células de ambos ojos dará lugar al color que interpretamos en el cerebro.

Estas células son los famosos conos y bastones. Los conos se encargan de transmitir intensidades de luz en la gama del negro al blanco, pasando por infinidad de grises, lo que nos permite distinguir estas letras. Los bastones son los encargados de responder a colores determinados. Así, en una especie animal tricromática como la nuestra poseemos tres tipos de bastones: el que se excita con el rojo, el del verde y el del azul. Con estos tres colores, junto al blanco y el negro, somos capaces de ver a todos los demás. También existen especies animales desde monocromáticas, como las salamandras, hasta tetracromáticas, capaces de distinguir incluso el ultravioleta. Este es el conocido caso de las abejas, que perciben la realidad en tonos distintos a los nuestros. Por el contrario, siguiendo una aplastante lógica evolutiva, las especies animales de hábitos nocturnos tienen una mucha mayor proporción de conos que de bastones, lo cual les permite tener una incrementada agudeza visual en la penumbra. Así, según la densidad de conos y bastones que cada individuo posea, distinguirá los colores en tonos distintos.

En manos de nuestros/as lectores/as dejamos la discusión de si los hombres distinguen realmente o no menos colores que las mujeres.

Todavía no hay comentarios