NO a las petroleras canarias

publicado el 5 Nov, 2012 Opinión

Las Islas Canarias destacan por su belleza extraordinaria y la gran diversidad de especies que acogen en sus paisajes terrestres y marinos, siendo uno de los treinta y cinco puntos calientes de la biodiversidad mundial. Esto significa que es un lugar especialmente llamativo por la variedad de plantas y animales que acoge y que pertenecen únicamente a este lugar, por lo que resulta de gran importancia protegerlo y conservarlo. Entre las 18.000 especies que aquí podemos encontrar, 5.232 son marinas, contando con una gran diversidad de plantas y animales distintos. Además, el entorno marino de Lanzarote y Fuerteventura, actualmente declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, está actualmente siendo sometido a investigación para decidir su inclusión como espacio protegido en red Natura 2000.

Recientemente este hermoso pero frágil ecosistema se está viendo amenazado debido a la aprobación, el pasado 16 de marzo, por parte del Gobierno de España de un Real Decreto que permite a  importantes petroleras explorar yacimientos minerales de las costas orientales de Lanzarote y Fuerteventura, aunque algunos de estos pozos ya fueron anulados en 2004 por el Tribunal Supremo por no cumplir garantías ambientales.

Contrariamente a lo que se pretende, la economía del archipiélago se vería afectada de manera negativa. El turismo, una de las principales fuentes de ingresos, se vería influido por  el cambio en la visión de un paisaje que podemos considerar paradisíaco en otro en el cual la vista se tropieza con las torres de petróleo, a escasos kilómetros de la costa. Y no sólo nos encontramos con esto, sino que, en el caso concreto de Canarias, la profundidad a la que se deben realizar las excavaciones es muy grande (al menos 3.500 metros para encontrar los yacimientos de hidrocarburos), lo que incrementa considerablemente el riesgo de efectos negativos consecuentes de estos trabajos, tanto por el impacto en el ecosistema como por indeseables accidentes que podrían producirse, teniendo en cuenta que los efectos tanto ambientales como económicos de una posible marea negra en Canarias serían nefastos, afectando a la empresa del turismo, a la pesca e incluso a la provisión de agua potable a los habitantes, la cual depende de la desalinización del agua marina.

Las instituciones y toda la sociedad canaria han mostrado su oposición a este proyecto apoyando, por el contrario, a las nuevas energías renovables y respetuosas con el medio ambiente que no causen tal impacto ambiental y socioeconómico en el archipiélago, que cuenta con muchos recursos naturales fácilmente aprovechables, pudiendo desarrollarse de manera óptima en este sector.

Por todo esto, los ciudadanos junto a los órganos de Gobierno Canarios están luchando unidos por hacer todo lo posible para parar las prospecciones petroleras indefinidamente en esta zona, apostando una vez más por energías limpias y respetuosas con el medio, que beneficien a la gran diversidad de especies que tienen la suerte de acoger en sus tierras y mares, a la vez que a sus ciudadanos. A veces hay que tener en cuenta cuáles pueden ser los efectos colaterales de nuestros actos, y valorar si realmente éstos merecen la pena o el alcance del daño va a ser demasiado grande.

2 Comentarios

  1. Frank Vega dice:

    ¿Porque no poner una petición online, en Avaaz p.ej.?

  2. Si de verdad os interesa: Firmad esta petición que acabo de crear en Avaaz.ORG para hacer llegar la petición a Janez Potocnik, Comisario Europeo de Medio Ambiente.