Montañas de Altái

publicado el 25 Ene, 2018 Paisajes

Majestuosas y sin complejos, las montañas de la cordillera del Altái se alzan al sur de Rusia perfilando su frontera con Kazajistán. Las llaman Montañas Doradas del Altái, Altain-ula o montañas de oro en mongol, nombre que ya nos indica el valor que han tenido para los autóctonos al largo de los años. La UNESCO en el 1996 dio la razón definitiva de haber acertado en el nombre, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Las montañas Altái son una importante región de conservación de especies en peligro y, en su mayoría, endémicas, es decir, es difícil encontrarlas en otro entorno que no sea el de esta cordillera. Debido a su vasta extensión y altura, las montañas Altái representan la región con un rango más amplio de zonas vegetales de Siberia: desde altiplanos, a bosques subalpinos, a estepas y bosques de alta montaña. Eso la convierte en el refugio perfecto para todo tipo de especies de esta región del sur de Rusia, como es el caso del leopardo de las nieves (Panthera uncia).

La mejor forma de visitar la cordillera es desde la ciudad Gorno-Altaisk, capital y única ciudad de la región de Rusia donde se encuentran las Montañas Doradas. Habiendo dicho eso ¡seguro que no te crees que tiene aeropuerto! Pues amigo/a, lo tiene, y podéis volar hacia allí desde Moscú. Una vez alcancéis los alrededores de la cordillera ya podrás empezar a enamorarte del lugar y, si tienes suerte, verás alguna de las escrituras milenarias que se encuentran en piedras de algunos caminos de la cordillera.

Todavía no hay comentarios