Microbios marinos, una forma de vida oculta

publicado el 15 May, 2014 Blog Microbiología

  Los océanos constituyen la mayor parte del planeta. Estos cubren el 70% de la superficie terrestre albergando millones de especies. Cuando se habla de los seres vivos que habitan en los océanos, se nos viene a la mente una gran variedad de peces, crustáceos y medusas. Sin embargo, olvidamos aquellos organismos que no vemos; pero que durante millones de años han estado ahí presente, los cuales ayudan a regular la química del mar y la atmósfera de la tierra. Además estos organismos son importantes para la producción de oxígeno (aproximadamente 50% de la fotosíntesis total de la Tierra), la eliminación del carbono, el dióxido de la atmósfera y la regulación de nuestro clima. Muchos de estos microorganismos, que constituyen cerca del 90% de la biomasa de los océanos, son beneficiosos; no obstante, otros pueden causar problemas.

Toda la vida en la Tierra se originó muy probablemente a partir de los microbios marinos. En los ecosistemas marinos actuales, después de miles de millones de años de evolución, los microbios como las bacterias, Archaea, virus, hongos y protistas constituyen la biomasa viva. Debido a que estos organismos son tan difíciles de observar en la naturaleza, gran parte de la vida microbiana del océano sigue siendo un misterio para la ciencia. Los que sí se sabe es que estos microbios pueden tener efectos devastadores en todo el ecosistema sobre otros organismos; un ejemplo de esto es la mortalidad de peces producidas por las mareas rojas.

Vivir en los océanos no es fácil ya que se necesita tener algunas habilidades para que la supervivencia sea un éxito. Los microorganismos marinos son halófilos, es decir, pueden vivir en medios con presencia de una gran cantidad de sales; algunos necesitan solo una pequeña porción de oxígeno para proliferar; otros incluso han aprendido a vivir adheridos a los desechos arrojados por los humanos como el plástico, lo que representa un hábitat ecológico nuevo provocado por el hombre.

La microbiota marina no ha logrado captar el interés de la misma manera que, por ejemplo, los tiburones y ballenas lo han hecho. Las personas, generalmente, no son conscientes de la importancia que tienen las comunidades microbianas en la salud y funcionamiento de nuestro medio ambiente. En lugar de ello, los microbios casi siempre son asociados a las enfermedades que provoca a los seres humanos y animales. A continuación, se describirán algunos de los microorganismos marinos más representativos.

Primero, las cianobacterias (imagen 1), también llamadas algas verdeazuladas, son un grupo de microorganismos de distribución mundial que tienen la capacidad de realizar fotosíntesis (pueden producir su propio alimento a partir del agua dióxido de carbono y la luz del sol.), y han determinado la evolución de la biosfera terrestre durante millones de años. Son un grupo ancestral, cuyo origen se remonta hace 3.500 millones de años, aproximadamente en el período precámbrico. Pueden colonizar una gran diversidad de hábitats, suelo, rocas, plantas, agua dulce, agua salobre y agua marina. En este grupo se encuentran especies que pueden colonizar además ambientes extremos como los ecosistemas hipersalinos, las fuentes termales o la nieve.

Segundo, los dinoflagelados (imagen 2) son organismos móviles, predominantemente unicelulares y flagelados (estructura filamentosa que sirve para impulsar al microorganismo). Los hábitats en los cuales los dinoflagelados pueden encontrarse son muy variados con una gran diversidad en aguas tropicales. También se pueden encontrar en aguas continentales, aguas polares, hielo marino, nieve o en pozas de marea de zonas intermareales, y como endosimbiontes (habita en el interior de otro organismo) y parásitos de muchas especies. Cuando hay una proliferación excesiva de dinoflagelados en el mar, ocurre el fenómeno de marea roja, en donde el agua torna de este color (por la presencia de estos microorganismos) y producen toxinas que terminan perjudicando otros organismos.

Tercero, los cilióforos (imagen 3) son un grupo de microorganismos que pertenecen al reino de los protozoos. Su superficie está cubierta por cilios (estructuras similares a pelos) que le permiten moverse ágilmente. Están presentes en todos los hábitats acuáticos, pero son habitantes, en su mayoría, de aguas dulces. Se alimentan fagocitando partículas orgánicas incluso bacterias y otros microorganismos de menor tamaño. Algunos de estos cilióforos pueden ocasionar infecciones intestinales en humanos y animales.

Cuarto, los copépodos (imagen 4) son crustáceos acuáticos de distribución mundial que pueden encontrarse desde lagos y ríos hasta el océano. La gran mayoría de copépodos son de vida libre; sin embargo algunas especies se han convertido en parásitas. Estos organismos son tan abundantes en el agua de mar que están distribuidos a lo largo de todas las latitudes, incluyendo la latitud Antártica. Su alimentación se basa en el consumo de diversos microorganismos, pero el fitoplancton constituye el elemento principal de su dieta; no obstante forman parte de la cadena alimentaria por lo que sirve de alimento a peces y crustáceos de mayor tamaño.

Quinto, los fitoplancton (imagen 5) son organismos que se encuentran clasificados como bacterias y requieren luz solar, agua y nutrientes para crecer. Contienen pigmento de clorofila que les confiere su color verde y que, además, les permite realizar la fotosíntesis, la creación de su propio alimento a partir de la luz del sol y el dióxido de carbono. El fitoplancton se encuentra en la base de la cadena alimentaria de los ecosistemas acuáticos, ya que sirve de alimento a organismos mayores. La principal importancia es su responsabilidad de la presencia de oxígeno en la atmósfera.

Sexto, los tardígrados (imagen 6), conocidos habitualmente como osos de agua  debido a su parecido con un pequeño oso de patas con garras y de paso lento. Estos son un grupo de animales microscópicos que habitan los océanos y las fuentes de agua dulce del planeta. Lo conforman aproximadamente 1200 especies que se caracterizan por su gran resistencia a los ambientes extremos tales como vivir en el espacio, a presiones atmosféricas muy altas, a la radiación, incluso a vivir por más de 10 años sin agua por lo que es considerado por muchos científicos como el ser vivo más resistente. Los tardígrados pueden vivir en dos estados de base: activo y en criptobiosis. El estado activo sólo se da cuando están rodeados de agua con fin de poder comer, crecer, reproducirse, desplazarse y realizar normalmente sus actividades. El estado de criptobiosis se da cuando hay ausencia de agua, por lo que su actividad metabólica se suspende. Cuando las condiciones medioambientales cambian y están rodeados de agua nuevamente, vuelven a estar activos. Estos animales no son patógenos para otras especies por lo que no representan una amenaza para los humanos.

El océano es, sin duda, el ecosistema con más especies, alberga millones de microorganismos que hacen posible la vida. Esta es una fotografía ampliada (imagen 7) de una gota de mar en donde se puede observar un sin número de microbios desde bacterias hasta copépodos, viviendo de cierta forma, ocultos del ojo humano.

Bibliografía:
Anaya A.: “Ecología Química”. Plaza y Valdés; 1ª Ed. México DF (2003).
Muñoz N.: “Benthic marine cyanobacteria in the Caribbean and south Central Costa Rica”. Rev. Mar. Cost. (4): 13-32 (2012).
Lozano-Duque Y., Vidal L., Navas G.: “Lista de especies de dinoflagelados (dinophyta) registrados en el mar caribe Colombiano”. Boletín de Investigaciones Marinas y Costeras 40 (2) (2011).

10 Comentarios

  1. Interesante la gran deversidad de la vida marina. en realidad no reparamos en observar la divresidad que estan presentes en cualquier ecosistema. la facilidad que poseen en adaptarse al medio siendo siento un organismo tan sencillo. me gusto mucho tu articulo. felicidades

  2. Banquezper dice:

    Muy interesante el articulo, la verdad no sabia que en una gota podria existir un mundo de microbios. excelente.

    “Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: la naturaleza” Jean-Jacques Rousseau

  3. jan carlos dice:

    los ecosistemas que el océano nos brinda, nos dan una visión de nuestro pasado, un pasado con un ambiente hostil y desfavorable para el desarrollo de la vida, pero aun así en esas condiciones ¨la vida tomo forma y se crearon organismos complejos con características impresionante que poblaron la superficie del planeta. el ambiente marino es un mundo totalmente opuesto a la superficie de la tierra, donde encontramos las complejas formas de vida que han sobrevivido con mecanismos de metabolismos, respiración, movimiento, reproducción etc. altamente eficiente, en condiciones hostiles, en las cuales nosotros no duraríamos ni un día, esto nos indica que la “magia” de la biología se puede adaptar a cualquier ambiente y evolucionar sin ningún problema. Esto me lleva a pensar que la vida en otras galaxias se puede desarrollar igual que en el nuestro, pero con fuentes de energía diferentes, estructuras fisiologicas inimaginables, quizás mas inteligentes que nosotros, con miles de años de evolución, pero aun así es vida, es biología, es simplemente hermoso. personalmente siento gran admiración por las maravillas de la naturaleza, observo cada detalle como un niño cuando tiene un juguete nuevo, de esa misma manera miro hacia las estrellas, haciendo miles de preguntas y llevando mi imaginación al limite, y sintiendo una gran curiosidad por todas las cosas que puedo llegar a percibir. y por ultimo a todas las personas que admiran y viven la biología, gracias por ese grano de arena que aporta hacia el conocimiento.

  4. vico manolo dice:

    Es tan maravilloso y majestuoso el mundo en el que vivimos, que las sorpresas que nos tiene nos asombran día con día, y jamás dejaremos de aprender y descubrir. Todos los seres que habitamos esta tierra, tenemos una finalidad específica, y que sirve para se logren completar las funciones y tareas que permiten la vida. El mundo de los microorganismos que habitan los océanos, como en este caso, nos merece respeto y consideración, y darle la debida importancia, ya que su razón de ser siempre será para mejorar la calidad de vida del planeta. Excelente artículo Rafael. Saludos.

  5. Muy increíble ver y saber detalles sobre organismos desconocidos, como estos microbios marinos; siempre mencionamos a los microbios como si fuera un peligro o una plaga que puede causar enfermedades o algo similar, pero ignoramos que es una fuente de vida oculta y clave para el desarrollo de los ecosistemas, interesante temática la que he visto.

  6. Usuario* dice:

    Excelente artículo, muy interesante. Recomendado al 100%

  7. Usuario* dice:

    Interesante… muy interesante…

  8. will dice:

    Es bastante importante comprender el origen de la vida, ya que a veces se olvida la importancia de los microorganismos y bacterias, hasta que en nuestra vida nos damos cuenta lo poderosas que pueden ser. En lo personal, considero muy bueno el artículo sobre la vida de los microorganismos marinos, además esta bien redactado e ilustrado con imágenes.

  9. carnico dice:

    le falta mas profundidad a la informacion. muy regular. Por ejemplo, ampliar la informacion de los tardigrados.

  10. yasser dice:

    se necesita una fuente mas confiable, y con iformacion mas detallada y extensa.