Lago Abraham

publicado el 19 Jul, 2018 Paisajes

Todos sabemos que en invierno lo que más nos apetece no es ir a un país tan frío como Canadá, y menos en zonas montañosas. Pero créeme, vale la pena si haces una visita al lago Abraham al oeste de Canadá. Es un lago artificial, fue creado en el 1972 debido a la construcción de una presa; pero este origen no le hace sombra a su peculiar belleza.

Bacterias liberan gas metano al metabolizar materia orgánica como podrían ser hojas, plantas, árboles, en el agua dentro del lago y en invierno, al helarse el gas no se libera y se observan burbujas congeladas dentro de este, creando un espectáculo digno de la más idílica estampa navideña. A medida que va llegando la primavera y las temperaturas se van volviendo más suaves, el lago se va deshelando liberando el gas en la atmósfera.

Este fenómeno no solo ocurre en el lago Abraham, también en otros lagos del Ártico en los cuales metano de zonas más profundas de la tierra sube hasta la superficie acumulándose en los lagos helados. Abraham es, entonces, una visita indispensable si os dejáis caer por tierras canadienses ¡si aún no ha empezado el deshielo!

Todavía no hay comentarios