El felino más amenazado del mundo

publicado el 15 Ago, 2013 Blog Zoología

Rocío Ruz García es licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Córdoba y blogmaster de “El Blog de la Lincesa“, en el que intenta transmitir la importancia de conservar nuestro patrimonio natural.Puedes seguirla en @Lincesa_rg.

  El felino más amenazado del mundo vive en Andalucía. Conocido popularmente como lince ibérico y en el ámbito científico como Lynx pardinus (Temminck, 1827), este felino que, antaño se distribuía ampliamente por la Península Ibérica, en la actualidad ha visto reducida de forma drástica su presencia hasta quedar solo dos poblaciones naturales en territorio andaluz: una, en el entorno del Parque Nacional de Doñana y, la otra, en Sierra Morena (principalmente en las Sierras de Andújar, Cardeña y Montoro). De esta manera, el área de distribución del lince ibérico que en el año 1950 era de 58.000 km2, en el año 2000 se había reducido a tan solo 350 km2.

  El lince ibérico es un animal de tamaño medio (80-110 cm de longitud, 50-70 cm de altura y un peso de unos 12 kg para las hembras y 20 kg para los machos), con extremidades largas, pelaje moteado, cola corta (12 cm), pies con cuatro dedos, garras retráctiles y caracterizado por grandes ojos verdosos, largas patillas a ambos lados de la cabeza y orejas puntiagudas terminadas en pinceles. Sobre la función biológica que cumplen estos pinceles hay diversidad de opiniones: que sirven para incrementar su audición, que rompen la silueta del animal favoreciendo su mimetismo e incluso para espantar a los insectos, ya que carecen de una cola larga (que sí tienen otros felinos).

  La capacidad visual del lince ibérico es ampliamente conocida, es muy habitual utilizar la expresión “tener vista de lince”. De hecho, su nombre común está relacionado con un personaje de la mitología griega llamado Linceo del que se decía que tenía una vista excepcional y era capaz de ver incluso a través de los objetos. El lince ibérico es capaz de distinguir a sus presas a grandes distancias. El biólogo alemán Lindeman comprobó a través de un experimento que los linces ibéricos son capaces de ver un ratón a 75 metros de distancia, un conejo a 300 metros y un corzo a 500 metros.

  Con respecto a su taxonomía, el lince ibérico (Lynx pardinus) se consideraba antiguamente una subespecie de lince boreal (Lynx lynx), especie que se distribuye por Europa y Asia. Pero el estudio de su morfología, especialmente de su cráneo y su dentición, han demostrado que el lince ibérico no solo es una especie diferente sino que además es la más antigua de las cuatro especies actuales de linces.

 Este animal es un doble especialista: trófico y de hábitat. Trófico porque su alimentación está constituida en un 85% aproximadamente por conejos (Oryctolagus cuniculus). Es un cazador al rececho, se oculta entre los matorrales y se acerca a su presa con sigilo hasta quedar a una distancia suficiente como para capturarla con uno o dos ágiles y precisos movimientos. Un conejo le proporciona las 600-1000 kcal diarias que necesita. Cuando la población de conejos se reduce, puede cazar otras especies como gamos (Dama dama), perdiz (Alectoris rufa), ciervos (Cervus elaphus), así como micromamíferos y anátidas. Especialista de hábitat porque habita únicamente en espacios naturales de monte mediterráneo con grandes masas de matorral y poca actividad humana, con una densidad de conejos de al menos uno por hectárea en otoño.

  Es una especie solitaria, que marca su territorio, de unos 3-4 km2, con señales olfativas y compite por él con otros individuos de su mismo sexo. En este sentido, también persigue y mata a otros depredadores de conejos como las ginetas (Genetta genetta), los zorros (Vulpes vulpes) o los meloncillos (Herpestes ichneumon). Estos carnívoros evitan el territorio del lince, lo que hace que el número de conejos consumidos sea menor que en otros lugares y por tanto su población sea mayor. Se podría decir que es el mejor guarda de coto de caza.

  El Lynx pardinus es la única especie de lince que se encuentra en Peligro Crítico de Extinción según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Muchas son las causas que han dado lugar a la actual situación del lince ibérico. Principalmente, la destrucción y fragmentación de su hábitat natural. Las poblaciones quedan cada vez más aisladas, con barreras insuperables en muchas ocasiones que acaban con la muerte de individuos debido a los atropellos en carreteras. Los atropellos son un grave problema de conservación de esta especie, sobre todo en épocas de dispersión de ejemplares jóvenes que buscan nuevos territorios donde establecerse. Otra de las causas son las enfermedades introducidas por el ser humano que han azotado las poblaciones de conejo como la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica. Además, el furtivismo y uso de métodos ilegales de caza como cebos envenenados, lazos y cepos, han provocado una drástica reducción en sus poblaciones.

  Durante mucho tiempo, este felino fue considerado por  parte de la sociedad como “alimaña”. En 1955 se creó la Junta de Extinción de Alimañas, que no solo permitía la captura de linces sino que, además, premiaba a los alimañeros con compensaciones económicas por cada individuo cazado. Se sumaba a esto que la piel moteada de estos bellos animales era muy preciada en peletería. No fue hasta 1973 cuando se protegió por primera vez al lince ibérico, con la aprobación del Decreto 2573/1973, de 5 de octubre, por el que se protegen determinadas especies de animales salvajes y se dictan las normas precisas para asegurar la efectividad a esta protección.  Esta norma prohibía su caza, captura y comercio. Mucho más tarde, en 1990, apareció el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, que ya catalogaba al lince ibérico como especie en peligro de extinción.

  Finalmente, la UICN declaró al lince ibérico como especie en “Peligro de Extinción” en 1986 y en 2002 se cambió su protección a la categoría de “en Peligro Crítico de Extinción”, estado en el que se encuentra actualmente.

  Actualmente, se están llevando a cabo una serie de medidas para proteger y conservar esta especie. Por una parte la conservación in situ de las poblaciones naturales que quedan y, por otra parte, la conservación ex situ, con la cría en cautividad para su posterior liberación en el medio natural, contando con ayudas europeas procedentes de los fondos Life.

  Hoy por hoy, se está desarrollando el Tercer proyecto Life denominado IBERLINCE “Recuperar la gama de distribución histórica del lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal“. En 2012 se tenía conocimiento de la existencia de 309 ejemplares y con este proyecto se pretende conseguir aumentar su población hasta los 450 en el año 2016, recuperando antiguos territorios ocupados por este felino. La Junta de Andalucía ha manifestado su intención de empezar a definir las áreas de reintroducción del lince ibérico en territorios de Portugal, Extremadura y Castilla La Mancha durante este año 2013.

  A pesar de todo, a este animal emblemático de la Península Ibérica le va a resultar difícil salir de su categoría de felino más amenazado del mundo, pero ojalá todos los esfuerzos que se están llevando a cabo consigan recuperar a esta magnífica criatura y pueda seguir deleitándonos con su presencia como sólo un lince ibérico sabe hacerlo.

Bibliografía:
Calzada J.: “El lince ibérico, Lynx pardinus, biología y distribución general de la especie”. Departamento de Biología Ambiental y Salud Pública. Universidad de Huelva.
Palomo L.J., Gisbert  J., Blanco, J.C.: “Atlas y Libro Rojo de los Mamíferos Terrestres de España”. Dirección General para la Biodiversidad-SECEM-SECEMU (2007).
Rodríguez de la Fuente F.: “Cuadernos de campo del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente. El lince y el gato montés” (1977).
Rodríguez A.: “Lince ibérico – Lynx pardinus”. Estación Biológica de Doñana (CSIC) (2012).
 
Recursos electrónicos:
Web de Lista roja de especies amenazadas de la UICN: www.iucnredlist.org
Web del Programa de conservación Ex Situ: www.lynxexsitu.es
Web del Proyecto Life para el Lince: www.lifelince.org
Web de Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles: www.vertebradosibericos.org
 
Fotografía:
Redondo Villa A.J. Departamento de Zoología de la Universidad de Córdoba. Fotogramas del documental “Buscando el Paraíso” grabado en Cardeña, de la serie “Descubriendo el Comportamiento Animal”, de Alberto Redondo Documentales www.albertoredondo.tv.
 
Normativa:
Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.
Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Todavía no hay comentarios