Ébola 2.0

publicado el 31 Dic, 2014 Blog Virología

Ya pasado el fenómeno informativo sobre el ébola, hay que tener en cuenta varias preguntas aún sin contestar. La primera podría ser si sabemos realmente qué es el ébola.

El ébola (imagen 1) es una enfermedad infecciosa viral aguda que, en humanos y primates, produce fiebre hemorrágica (monos, gorilas y chimpancés). Este virus no es para nada reciente, ya que en el año 1976 salieron a la luz varios casos de fiebre hemorrágica en Sudán y Zaire por el Dr. David Finkes. Aquí se bautizó el virus, ya que el río Ébola está geográficamente ubicado en Zaire.

ébola1

Haciendo un análisis genético del virus, se le puede situar como uno de los dos miembros de una familia de virus de ARN (ácido ribonucleico) Filoviridae, y no es el único ya que existen cinco serotipos del virus del Ébola: Ébola-Zaire, Ébola-Sudán, Ébola-Costa de Marfil y Ébola-Bundibugyo. El quinto serotipo, el Ébola-Reston, ha causado enfermedad en los primates; pero no en humanos.

El ébola produce una infección que provoca una alta tasa de mortalidad (entre el 50% y el 95% de los afectados). Debido a su naturaleza letal, este virus es considerado como un arma biológica. En la actualidad han circulado falsos rumores sobre la transmisión del ébola causando una gran alarma social. Se denomina causas de infección, cuando el virus se transmite a los humanos a través del contacto con un animal huésped infectado vivo o muerto (primates, murciélagos, antílopes, etc.) y se disemina de persona a persona por el contacto con la sangre, tejidos, secreciones y los fluidos corporales del sujeto infectado, y también por el contacto con equipo médico contaminado, tales como agujas (imagen 2).

ébola2

Las infecciones por virus del Ébola son agudas y, a diferencia de otros virus, se desconoce el estado de “portador”. Debido a que el reservorio natural del virus es desconocido, aunque todo apunta a que pudieran ser los murciélagos, la manera en que el virus aparece por primera vez en un ser humano en el inicio de un brote no se ha determinado aún con certeza.

Es interesante definir la transmisión nosocomial. Esta se refiere a la propagación de una enfermedad dentro de un centro hospitalario. este tipo de transmisión ocurre con frecuencia durante los brotes de virus del Ébola, como todos sabemos. De hecho, si se produce la muerte del afectado por el virus, el protocolo indica que no se le puede realizar la autopsia por el alto riesgo de contagio por los fluidos de la víctima, por lo que deberá ser incinerado.

Sobre el diagnóstico de la infección por virus del Ébola. Existen exámenes de laboratorio específicos (imagen 3) que permiten detectar la presencia del virus del Ébola en la sangre o en el suero, sobre todo en la fase aguda, como lo es la determinación del ARN genómico o subgenómico; sin embargo, la técnica más común para determinar la infección por este virus es la detección de Anticuerpos IgM e IgG por el método ELISA. Esta técnica es una prueba inmunológica que está basada en la captura de los anticuerpos presentes en el suero del paciente cuando reaccionan con una proteína del virus fijada a un pocillo de una placa rectangular de poliestireno, un tipo especial de plástico. Otras pruebas de laboratorio como el hemograma pueden aportar datos sugestivos de la infección, como los glóbulos blancos que suelen estar disminuidos (leucopenia). Asimismo, puede observarse una elevación de la cifra de hematocrito, que es una medida indirecta del estado de deshidratación del paciente y las plaquetas que participan en la coagulación, las cuales se encuentran disminuidas (lo que se conoce como trombocitopenia). Más de la mitad de los pacientes afectados desarrollan algún grado de hemorragia.

ébola3

Por último llegamos a la gran pregunta, ¿cómo tratamos el ébola? De momento no existe ningún medicamento específico para combatir el virus del Ébola, por lo tanto solo se puede realizar tratamiento sintomático o medidas de apoyo. Para paliar, por ejemplo, la fiebre nunca se debe tomar Aspirina (ácido acetilsalicílico) por el riesgo que existe de manifestaciones hemorrágicas; también se debe ingerir abundantes líquidos para evitar la deshidratación.

Actualmente, debido al virulento brote de Ébola-Zaire que está teniendo lugar en África Occidental y la propagación a otros países, se está procediendo a tratar a algunos pacientes con un suero experimental conocido como ZMapp. Otras compañías farmacéuticas trabajan a contrarreloj para dar con la cura o una vacuna efectiva para luchar frente este virus. Mientras, a algunos enfermos se les está administrando, con resultados positivos en algunos casos, suero hiperinmune (plasma sanguíneo) obtenido de pacientes que han conseguido superar la enfermedad, por lo que su sangre ha generado anticuerpos para combatir la infección. Pese al gran secretismo, se conoce que el ZMapp es un medicamento en forma de suero inmunológico experimental, que contiene tres anticuerpos monoclonales, un anticuerpo monoclonal es un anticuerpo homogéneo producido por una célula híbrida producto de la fusión de un clon de linfocitos B descendiente de una sola y única célula madre y una célula plasmática tumoral. Se emplea en el tratamiento de la infección por el Virus del Ébola.

Saltándose las etapas habituales en el desarrollo de un medicamento y sus correspondientes ensayos clínicos, el 31 de julio de 2014, el fármaco fue probado por primera vez en humanos afectados por el brote de Ébola en África Occidental. Fue administrado, por primera vez, a dos ciudadanos estadounidenses, cooperantes en Liberia (Kent Brantly y Nancy Writebol), que habían sido infectados por el ébola; en ambos parece que el tratamiento ha sido positivo. El 12 de agosto de 2014 la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó el uso de tratamientos experimentales para curar el ébola en África.

El fármaco está compuesto de tres anticuerpos monoclonales humanizados producidos transgénicamente y cultivados en plantas de tabaco de la especie Nicotiana benthamiana Domin. El diseño actual del proceso incluye la colocación de los genes de los anticuerpos deseados en la planta Nicotiana benthamiana. La incorporación de los genes en la planta se produce gracias a Agrobacterium (muy usada en ingeniería genética). La planta, comienza entonces a crear anticuerpos que posteriormente se extraen y se purifican. El proceso dura entorno a las dos semanas. El ciclo completo de producción dura unos meses.

Esperamos que les haya gustado estas pequeñas nociones sobre el ébola, una vez más es un placer acercarles la ciencia, de una forma asequible y cercana, en definitiva, para todos.

Referencias electrónicas:
Web de Oxford Journals: http://jid.oxfordjournals.org/content/179/Supplement_1/ix.long
Web de El País: http://elpais.com/tag/ebola/a/
Web de Journal of General Virology: http://vir.sgmjournals.org/content/early/2014/05/01/vir.0.067199-0.abstract
Web de PlosOne: http://www.plosone.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pone.0052986
Web de Virology Journal: http://www.virologyj.com/content/9/1/32
Web de Circulation: http://circ.ahajournals.org/content/101/10/e9020
Web de Writing for the Web: http://crofsblogs.typepad.com/h5n1/2014/04/scholar-sees-parallel-between-ebola-and-homosexuality-in-guinea.html

Todavía no hay comentarios