Cangrejo yeti

publicado el 19 Ago, 2015 Especies Insolitas

  El cangrejo yeti (Kiwa hirsuta) es un agricultor sobresaliente, capaz de cultivar bacterias en sus patas delanteras a las que alimenta con las emisiones gaseosas de metano y sulfuro de hidrógeno de las grietas del fondo del océano. Mientras las bacterias se alimentan de estas sustancias, sus jardineros agitan las patas en forma de peine y mueven el agua a modo de danza ritual a la espera de que su comida haya terminado su propio festín.

Los científicos han descubierto esta costumbre culinaria porque han analizado los isótopos de carbono y los ácidos grasos del crustáceo y son los mismos que tienen las bacterias de las que se alimentan, que contrariamente al plancton, obtienen la energía en ausencia de luz.

El cangrejo yeti ha sido encontrado a más de mil metros de profundidad y fue descubierto por primer vez en 2005 cerca de la Isla de Pascua. Una auténtica maravilla de la naturaleza, de extraño aspecto y científicamente apasionante, este cangrejo mide unos 9 centímetros y es otra prueba más de lo que todavía nos queda por saber de la rica y desconocida biodiversidad marina.

Todavía no hay comentarios