Calamar vampiro

publicado el 18 Nov, 2015 Especies Insolitas

Calamar vampiro

Clasificación científica - calamar vampiroEn 1903, el biólogo alemán Carl Chun, en un viaje de exploración de los fondos marinos, pescó a una profundidad de 1.400 metros en el golfo de Guinea un extraño cefalópodo gelatinoso, de color rojizo, pico blanco y grandes ojos rojos, con dos pequeñas aletas, y con los tentáculos unidos por una membrana de color púrpura negruzco en su interior, al que por su aspecto bautizó con el nombre científico de Vampyroteuthis infernalis: el calamar vampiro. Vampyroteuthis infernalis es tan diferente de los demás cefalópodos (pulpos, calamares, sepias y nautilos) que se clasifica en su propio orden, el de los vampiromórfidos, del que es el único representante viviente.

Las hembras, que son más grandes que los machos, pueden alcanzar unos 40 centímetros de longitud, de los que más de 25 centímetros corresponden a los ocho tentáculos, que están equipados con ventosas en su mitad distal y con dos filas de protuberancias carnosas llamadas «cirros». Además, Vampyroteuthis tiene dos filamentos sensoriales retráctiles situados entre el primer par de tentáculos, que pueden alcanzar hasta un metro de longitud, y que, desplegados alternativamente, le sirven para detectar movimientos en el agua; cuando no los usa, se recogen en unos sacos situados en la membrana entre los tentáculos. Los ojos de Vampyroteuthis infernalis, en proporción con su tamaño, son los más grandes del reino animal; llegan a medir hasta dos centímetros y medio de diámetro; aunque cuando se saca al animal de su medio se ven rojos, en realidad, a las profundidades a las que vive su color es azulado. En la base de las aletas, Vampyroteuthis dispone de dos grandes órganos luminiscentes circulares de intensidad variable que puede abrir y cerrar a voluntad; también tiene órganos luminosos más pequeños en el cuerpo y a lo largo de los tentáculos. Gracias a ellos, es capaz de compensar la sombra que arroja con la escasa luz que llega desde la superficie del océano y así, volverse prácticamente invisible. Además, puede emitir una nube de partículas mucosas luminiscentes desde la punta de los tentáculos para despistar a los depredadores; esas nubes luminosas, de color azulado, pueden brillar durante diez minutos. Una curiosidad, ¡el calamar vampiro carece de tinta!

Mapamundi - calamar vampiro

Todavía no hay comentarios